Poco se sabe hasta ahora de las secuelas físicas y emocionales que deja el Covid-19 en las personas que lo han padecido. Por eso, desde el 20 de mayo el Hospital Costa del Sol puso en marcha una consulta multidisciplinar para hacer seguimiento a las personas que han sido ingresadas, bien en la UCI o en las unidades de hospitalización, durante la pandemia.

Hasta la fecha han atendido a 68 pacientes, lo que supone las dos terceras partes de los hospitalizados por coronavirus en este centro hospitalario. Gracias a eso, ahora comienzan a obtener las primeras conclusiones.

Según refieren los pacientes, la secuela física mas frecuente para la mayoría es la astenia (cansancio), seguida de la disnea (o sensación de asfixia en situaciones de esfuerzo), la debilidad muscular y el adelgazamiento. Muy importantes son también las secuelas psicológicas y emocionales. Al menos un tercio de los pacientes reconoce que ha visto afectada su salud mental. Sobre todo mencionan pesadillas y muestran síntomas de depresión, inseguridad y afectación del estado de ánimo. Muchos manifiestan sentir miedo y preocupación, sobre todo, por el hecho de poder contagiar a alguien de su familia”.

La mayoría de los pacientes analizados sufrieron neumonía bilateral con algunos de los criterios de gravedad, tienen una media de 63 años y son fundamentalmente de sexo masculino. En menor número, hay pacientes más jóvenes que han estado hospitalizados con edad entre los 30 y 40 años y otros que son octogenarios. Los pacientes acuden a esta revisión aproximadamente dos o tres meses después de recibir el alta hospitalaria.

loading...

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here